Prensa económica

eurnekian
MANO A MANO

Eurnekian: “Me sobran ganas de seguir viviendo la vida con pasión”

Cuando el mito le gana al hombre, es necesario recurrir a un reportaje personal para poder contextualizar a la persona. Eurnekian quiere que su Grupo sea recordado por su versatilidad, creatividad, y haber estado siempre en la avanzada. Justamente los atributos que ha dejado en cada emprendimiento este empresario que se atrevió a encarar los negocios más diversos e innovadores.

Eurnekian fue siempre pionero. Levantó el primer Grupo Multimedia, con su primer canal y su primer radio (América) íntegramente de noticias. “En ese momento noté la avidez de información que tenía el público, así como de interconexión. Ahora se está en otro mundo, mucho más avanzado, pero los intereses no han variado“, comenta su fundador. El mercado del cable ya estaba muy desarrollado a fines de los 80´ cuando ingresó Eduardo Eurnekian con Cablevisión, que contaba en ese entonces con 30 señales, que luego aumento a 60. Llegó a tener 5 radios, con la compra de Radio del Plata, y 2 periódicos.

“Cuando pensé que el ciclo mediático, visto desde el negocio estrictamente, había terminado, me fui. Creo que no me equivoqué”, admite el empresario.

También es cierto que la venta de todo el Grupo América le reportó una considerable cantidad de dinero…

Si, es verdad. Pero a veces hay que ser más paciente. Lo cierto es que a partir de allí pude concentrarme totalmente en mi nueva pasión: el mundo de los aeropuertos. Para manejar este negocio, me valí de mi experiencia en el negocio textil. ¿Qué tiene que ver, no? Bueno, la actividad textil es creativa, artesanal, y comunicativa. En este rubro se concentran muchas decisiones en manos del empresario, por lo que la práctica va dejando una preparación mental para poder ver cosas que cualquier otro empresario no ve. Lo que noté en ese momento era que los aeropuertos en Argentina estaban muy decaídos; definitivamente no eran lugares con buenos servicios para el turista; la dejadez y el abandono se veían en todo, hasta en las estructuras del edificio. Me dí cuenta que ahí se podía aportar mucho. Fue una transformación en el criterio de servicio de los sistemas aeroportuarios en Argentina.

Historia de un mito

Eduardo Eurnekian  nació en 1932 de padres provenientes de Armenia. Su primer negocio fue en la fábrica textil de su padre, logrando ser proveedora de Puma, pero cerró luego del desastre de Martinez de Hoz en 1981. En 1982, compra Cablevisión SA, una proveedora fundida de TV por cable. El boom que se registró en los 90s lo hizo millonario y dueño de un mega imperio de telecomunicaciones: el Grupo América. En 1994 vendió 51% de sus acciones en Cablevisión por US$350 millones, y en 1997 el resto por US$320 millones. La Corporación América que preside, es un conglomerado que incluye industrias como la Aeroportuaria, Agroindustria, Energía e Infraestructura. Dentro de las unidades de negocio se encuentran Aeropuertos y Terminales de cargas aéreas (AA2000), BioEnerergía (Unitec Bio), Infraestructura (Helport), Servicios Financieros (Converse Bank), Agroindustrias (Unitec Bio).​ Además cuenta con la concesión de 52 aeropuertos en Argentina, Italia, Armenia, Perú, Brasil y Ecuador. Fue condecorado en Armenia como “Héroe Nacional”. Hoy cuenta con aproximadamente u$s 1.500 millones de patrimonio neto.

Después de haber logrado con Aeropuertos Argentina 2000 remodelar buena parte de los aeropuertos en Argentina, a pesar de encontrar un mercado globalizado en el que todos competían, apostó fuerte a replicar su tarea en el resto del mundo.

“Los aeropuertos también compiten entre ellos. Esta competencia conlleva una baja de costos que lleva la creatividad a la mejora de los servicios y a la imaginación para proveerlos. En general las organizaciones con las que compite Aeropuertos Argentina 2000, son grandes y complejas estructuras. Estas empresas tienen fecha de caducidad temprana. Han puesto el carro delante del caballo. Sólo quieren ganar dinero, con el menor servicio posible. Yo aprendí que el dinero viene cuando se hace un buen producto, no cuando se elimina a la competencia. Estas grandes corporaciones de aeropuertos y servicios aeronáuticos tienen como política sistemática desde finales de los años 90´s, eliminar la competencia comprando empresas más chicas. United Airlines, American Airlines, Eastern, y tantas más, quebradas o en concurso de acreedores son un buen ejemplo de la inutilidad de tener una gran estructura de negocios con malos servicios. Otras empresas más jóvenes, viendo el fracaso de estas compañías, están poniendo todo el foco en la calidad de atención y servicios.

Aerolíneas Argentinas

En la Argentina el sistema de privatizaciones ya ha llegado a su fin. El problema es de dirigismo, ya que la mayor parte de las empresas son privatizadas. Por otro lado, comparando Argentina con otros países del mundo, el sistema productivo local se destaca por ser liberal y en contrapartida, muy dirigista, por la abundancia de normas, muchas necesarias, no todas. Pero al final nos encontramos con que la actividad empresaria en el país es estatal. Sobre el futuro de Aerolineas Argentinas, es cauto pero optimista: “Va a acompañar el desarrollo económico argentino. Lo mejor que le puede pasar es competir. Nunca es bueno el privilegio del monopolio, ni para la empresa ni para el personal. Contamos con todas las posibilidades para modernizarla y ser una línea de bandera competitiva entre las grandes del mundo. El personal es muy capacitado, así que hay que poner voluntad. La sociedad va a apoyar la capitalización de la línea aérea si ve estos avances.

Biodiesel y eco energía

El biodisel no es una solución, es una alternativa, y aún en proceso de investigación. Cuando comenzamos con este negocio, la tecnología era otra, y el precio, caro. En pocos años se vieron avances en los rendimientos por hectárea, y en el caso del etanol pasamos de un 8% de rendimiento por tonelada de caña, a un 12%. También el rendimiento de los campos pasó de 70 a 120 toneladas. La demanda, que comenzó a haber sobre este producto, impulsó a generar mejoras tecnológicas  para abaratar costos por sobre la competencia cada vez mayor. Lo mismo está sucediendo con las energías alternativas, ya sea solar, eólica, o la biomasa. El futuro es de las energías renovables, sin dudas, y otras más que se desarrollarán como la de las mareas, o las termales. Hay que avanzar en la forma de almacenarla y en que todo el proceso sea sustentable al máximo que den nuestros conocimientos.

Dos océanos

Cuando propuse el Corredor Bioceánico, (entre Argentina y Chile, un mega túnel que atravesaría la Cordillera de los Andes, con un sistema que llegaría hasta Brasil), lo hice simplemente por una cuestión de negocios.  Hasta 1980 la mayor cantidad de tráfico mundial de mercancías, productos y personas, era monopolizado por el Océano Atlántico. Una vez que irrumpe en la economía mundial el Sudeste Asiático, eso empieza a modificarse. En la actualidad, el volumen transportado por el Océano Pacífico es 30% superior a los que se trasladan por el Atlántico. En 50 años va a ser más del doble.

El único tránsito que existe de Argentina hacia el Pacífico, es el que se realizó en 1910 para transportar 4 millones de toneladas de trigo. Si 100 años después seguimos mandando 100 millones de toneladas, algo falló en Argentina…

La idea del corredor bioceánico consiste en un túnel a baja altura de 51 kilómetros de longitud, y sobre esa base llamar a una licitación internacional a empresas privadas, para que pueda ser auto sustentable. Hace 10 años que está “cajoneado”

Diversificación

Nuestros proyectos abarcan la Minería, la perforación petrolífera en el sur, plantas de biocombustibles, construcción del aeropuertos (Ezeiza y Aeroparque). Las estimaciones del Grupo son de inversiones por u$s 650 millones de capital propio, fuera de las reineversiones. Estamos estudiando la inversión en alguna entidad financiera, pero aún nada está firmado. Yo quiero que mi grupo sea recordado por su versatilidad, la creatividad, y las buenas ideas. Hemos estado permanentemente cambiando para estar siempre en la avanzada. No hay negocios permanentes, sino que siempre van mutando. Hay que crear posibilidades. Hay que saber cuándo entrar y sobre todo cuándo salir. Siempre hemos estado preparados para abrir nuevos frentes, cuando dabamos un negocio por acabado. Esto es gracias a un equipo, aunque yo sea el jefe y la cabeza visible. Un grupo calificado que siempre está buscando nuevas oportunidades. Eurnekian admite en chiste que también usa la perinola al momento de decidir en qué negocio invertir. “Las decisiones no pueden ser 100% racionales. Siempre hay una gran dósis de riesgo. No existe el empresario que toma siempre decisiones brillantes, ni que inventa siempre cosas nuevas. El más valioso es el que sabe superar sus errores con esfuerzo y el que sabe salir en el momento adecuado del negocio. Lo mío es prueba y error como todo el mundo. No tengo una percepción rígida de la organización empresaria. Creo en consultar mis ideas con las diferentes áreas de la compañía y sus expertos. De esas charlas va madurando la idea. Puedo decir que las decisiones son de multigrupo. Valoro mucho la honestidad intelectual de los empleados y me alegro cuando descubro que no han hecho las cosas exactamente como les había dicho. Siempre se puede aportar algo más, y si cumplieran mis órdenes al dedillo, ya no tendría “filtro”, algo poco recomendable en las empresas.

La necesidad me impulsa a seguir trabajando. Somos muchos en la familia, tengo muchos colaboradores y mucha carga tributaria. Al final no es tanto lo que gano…“, bromea.

Lo que me sobra son ganas de seguir viviendo la vida con pasión y satisfacción. Y para mí, la alegría significa trabajar. Igualmente me estoy enfocando cada vez más en las temáticas sociales. No es que crea que las empresas deben solucionar los problemas sociales. No, las empresas deben crear empleo. Los empresarios sí deben mirar lo que sucede a su alrededor y hacer algo al respecto.