Una chica que dará que hablar, ganadora del Premio Sadozky en Innovación

Una chica que dará que hablar, ganadora del Premio Sadozky en Innovación

8145
0
Compartir
El proyecto de Agustina Fainguersch, graduada del ITBA, fue el ganador del Premio Sadosky 2017 en Innovación. Recientemente, la joven fue elegida por el MIT como una de las jóvenes innovadoras en América Latina por su desarrollo para ayudar a resolver las problemáticas que afectan a la sociedad actual

CESSI, Cámara de la Industria Argentina de Software, entregó los Premios Sadosky a la Industria Argentina del Software. El reconocimiento en la categoría Innovación fue por el desarrollo de una “app” que facilita y acerca el diagnóstico del VIH a Sudáfrica y otras regiones.

Agustina Fainguersch es graduada de la carrera Ingeniería Informática del ITBA. Su aplicación “MUZI”, destinada a que la gente pueda hacer exámenes de sangre a otros, tiene la intención de incentivar los chequeos médicos y mejorar los diagnósticos tempranos. “Estamos muy contentos, creemos que realmente es un reconocimiento para el ITBA, ya que todos nosotros somos ingenieros de ahí. Además es sin duda uno de las distinciones más grandes que podemos pedir“, destacó  Fainguersch.

Los ganadores en las diferentes categorías

El proyecto lo co-fundó en Singularity Universtiy junto a un bioquímico sudafricano y luego fue desarrollado en conjunto con un equipo de tecnología de Wolox, empresa creada también por graduados del ITBA. Hoy, con 27 años, Agustina suma otro  reconocimiento, luego de ser elegida meses atrás como una de las “Innovator Under 35” del concurso del MIT Technology Review.  Además, en la ceremonia, Wolox, recibió la mención especial Rockstar PyME 2017, por su impronta propia y logros obtenidos.

Estamos sumamente orgullosos, no solo por las distinciones que recibe, sino porque su proyecto posee un alto impacto social y puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas”, ponderó a su vez, Santiago Vallés, Director de la carrera Ingeniería Informática del ITBA.

El primer lugar donde se lanzó Muzi fue en Sudáfrica, ya que la app facilita el diagnóstico del VIH a poblaciones necesitadas. Allí, 1 de cada 5 personas entre 15 y 49 años está infectada. La aplicación permite, a través de teléfonos celulares, detectar la huella dactilar de la persona, escanear el resultado del test, analizarlo en el momento y luego procesarlo. “Es básicamente un modelo similar a Uber para que la gente pueda hacer diagnósticos médicos de sangre a otro”, agrega Agustina.

La ingeniera además, se deshizo en elogios hacia su centro de estudios: “El ITBA fue el espacio donde conocí a las personas que más admiro y a la gran mayoría de las que hoy me acompañan en este proceso. Definitivamente es un lugar en el que se puede encontrar talento, pero también mucho empuje y buena predisposición para ayudar. Además, mis estudios en informática me brindaron competencias que uso todos los días en cada una de las cosas, aunque también considero que la práctica y el ejercicio que se obtiene durante la carrera es algo invaluable. Sin dudas, me convirtieron en la persona perseverante y exigente que soy hoy”.

Agustina Fainguersch fue la última argentina en participar del Programa GSP de Singularity University, universidad no tradicional que nació hace 6 años en el campus de la NASA, en Silicon Valley, para dar a su comunidad de estudiantes tecnologías exponenciales para resolver los grandes problemas de la humanidad. Fue seleccionada dentro de un grupo de 80 personas de todo el mundo. Deberán armar un proyecto que en 10 años logre impactar a más de 1 billón de personas. Además de ser socia de Wolox -empresa de desarrollos tecnológicos-, es una de las fundadoras de las comunidades Buenos Aires Tech y Code for Buenos Aires, y embajadora en el país de iniciativas globales como NASA Space App Challenge.

No hay comentarios