La “tasa rosa”: ser mujer es cada vez más caro

La “tasa rosa”: ser mujer es cada vez más caro

3906
0
Compartir
En 2018, el precio medio de fragancias femeninas fue hasta un 347 % mayor que en 2016. Pero el dato más llamativo es que el 73,68 % de las versiones femeninas de las fragancias son más caras que su versión para hombres. 

La lucha por la igualdad social de hombres y mujeres es una de las claves del desarrollo y evolución del mundo moderno. Cada vez es mayor la conciencia sobre este conflicto social y la búsqueda de un igual reconocimiento, de un mismo acceso a todo tipo de posibilidades y de la obtención de análogas condiciones en todos los ámbitos. Pero, en una sociedad en la que las diferencias salariales y sociales siguen estando tan patentes, fenómenos como la “tasa rosa” o “pink tax”, el “impuesto de género” aplicado a muchos productos femeninos, y su incremento a lo largo de los años, continúan suponiendo un gran obstáculo para esta transformación de la sociedad.

La tasa rosa es un “impuesto de género” que consiste en que el precio de algunos productos es más elevado en su versión femenina.

El coste extra de ser mujer se hace patente en productos de uso tan habitual y cotidiano como las fragancias. Esta situación de desigualdad no solo no ha mejorado con los años, sino que la brecha de precios entre los productos destinados a hombres y mujeres se ha incrementado.

Durante años, en el marco del estudio sobre la tasa rosa publicado por la Oficina de Consumo de Nueva York en 2016, idealo.es ha estudiado la diferencia de precio por género en productos de este tipo, determinando un preocupante incremento exponencial de la “tasa rosa”, específicamente en el área de perfumería.

La tasa rosa en Europa en 2018

Para analizar la presencia de este “impuesto invisible” a nivel europeo, idealo ha analizado las diferencias de precios de los 100 perfumes más buscados con variantes para hombre y mujer en los países donde idealo está presente: España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania. En todos los países analizados se aprecia esta diferencia de precio en el área de la perfumería, siendo el precio siempre mayor en el caso de la versión femenina del mismo producto.

La diferencia de precios a nivel europeo demuestra que las mujeres siempre salen desfavorecidas en materias de perfumería, con los precios medios de productos femeninos siendo siempre entre un 6 % y un 8 % más caros para las mujeres. El país donde la disparidad de precio es mayor es Francia, donde el coste medio para las mujeres es un 9 % mayor. Alemania, con una diferencia media del 6 % entre la versión femenina y masculina de las fragancias, es el país que se posiciona como más igualitario en materia de precios en fragancias y aguas de colonia.

“Es alarmante ver cómo el precio de un mismo producto aumenta si es una mujer a la que está destinado. La “tasa rosa” es un ejemplo de que, para llegar a una sociedad igualitaria, todos tenemos que poner de nuestra parte, empezando por las empresas que ofrecen productos y servicios, cuyos precios para el mismo producto no deberían, en ningún caso, variar por género”, declara Adrián Amorín, Country Manager de idealo.es, “una buena forma de estar atento y evitar, o al menos disminuir, este tipo de diferencias económicas, es comparar precios antes de comprar”.

 

No hay comentarios