Costa Rica: La Elección más Atípica

Costa Rica: La Elección más Atípica

10532
0
Compartir

 

El predicador evangélico Fabricio Alvarado ha sido el ganador de la primera vuelta de las elecciones en Costa Rica. El candidato conservador se enfrentará en la segunda vuelta al oficialista Carlos Alvarado tras unos comicios en los que la abstención ha estado cerca del 34%, la segunda cifra más alta para una primera ronda electoral en 60 años.

 

Fabricio Alvarado, representante del conservadurismo religioso y candidato de Restauración Nacional (RN), logró el primer lugar con el 24,8% de los votos. Lo siguió el aspirante del Partido Acción Ciudadana (PAC) con el 21,6%, casi tres puntos arriba del empresario del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez Desanti. En cuarto lugar quedó el abogado Rodolfo Piza (Partido Unidad Social Cristana, PUSC) y en quinto, Juan Diego Castro, el candidato de discurso incendiario que abogaba por la “mano dura” y por la política sin partidos.

Tanto Fabricio Alvarado Muñoz como Carlos Alvarado son periodistas de profesión, pero representan posiciones muy diferentes en el tema que centró el cierre de la campaña electoral: el conservadurismo religioso.

Las últimas encuestas señalaban a estos dos partidos, liderados por un religioso conservador y por un populista de derecha, como los que competirían en el ballotage. Pero el verdadero ganador fue la apatía de los ciudadanos hacia sus políticos, con un histórico 34% de abstención.

Fabricio Alvarado, es un outsider: fanático religioso, ex reportero evangélico, cantante de música religiosa y actualmente diputado por un partido, Restauración Nacional, que nunca ha sacado más de un diputado. Pocas semanas atrás, las encuestas le daban 3.5% de intención de voto. La sorpresa fue cuando a dos semanas de las elecciones, una encuesta de la Universidad de Costa Rica le adjudicó 17%. Y la última semana, la empresa encuestadora Opol Consultores ya le daba el 22.5% de intención de voto.

 

ÚLTIMA ENCUESTA DE LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

El milagroso ascenso del pastor

Pero, ¿A qué se debió el vertiginoso crecimiento de Fabricio Alvarado, quien pasó de ser un desconocido a liderar las elecciones en sólo un par de semanas?.

Pues bien: un comunicado de la Corte Interamericana de DDHH ordenó al país que diera “mayor espacio” al matrimonio igualitario. De inmediato se alzaron las voces de los líderes religiosos, en un clima de fanatismo que fue aprovechado por el candidato. Incluso Alvarado se atrevió a manifestar que “en caso de ganar, sacará al país de la Convención Americana de los Derechos Humanos”. Así logró unir en una cruzada homofóbica a católicos, protestantes y evangélicos y las redes explotaron. El resultado, según la Universidad de Costa Rica, fueron 445.000 videos, 13.000 compartidos y un puntaje de 100 en Google Trends, indicador de popularidad.

 

No hay comentarios