Compartir
La empresa global en fabricación de latas de aluminio para bebidas, anunció una inversión de USD 16 millones para una nueva ampliación de su línea producción en su planta de Burzaco.

Los fondos se utilizarán para comprar equipos en una nueva línea de producción. Esta es la segunda inversión que Ball ha realizado en 2017 en sus instalaciones, después de invertir USD 11.2 millones en abril, para expandir su producción a nivel local.

En esta segunda inversión, Ball instalará equipos de última generación, que le permitirán un incremento en su capacidad de  producción a 1.600 millones de latas al año, lo que representa un aumento del 50%, sumado al 60% ya anunciado a comienzo de este año y concluido este mes.

La nueva inversión de Ball Corporation llega en un momento en que el mercado argentino se encuentra restableciéndose económicamente. Particularmente, en el sector de envases para bebidas, se observa un cambio en el uso de envases con una leve orientación a las latas. De acuerdo con las proyecciones de mercado realizadas por la compañía, las latas continuarán creciendo, duplicando su volumen entre el período de 2016 a 2019, impulsado por los mayores productores de cerveza, que producen las medidas de latas de 350 y 473 ml.

“Podemos percibir que las latas avanzan cada vez más en las góndolas de los supermercados. Esto ocurre porque los consumidores están más preocupados por el consumo responsable y eligen un envase más amigable con el medio ambiente y por un nuevo sistema de precios que pone a las latas y a los envases retornables a niveles iguales. El mercado de Argentina continuará creciendo y Ball está preparado para hacer frente a esta demanda”, dijo Fábio Hees, vicepresidente comercial de Ball Envases para Bebidas América del Sur.

La lata de aluminio es el envase más sustentable y con mayor índice de reciclado, ya que puede reutilizarse al 100% e indefinidamente. Es un envase liviano, compacto, resistente y fácil de transportar para cualquier situación de consumo, como una fiesta o un partido de fútbol. Enfría la bebida más rápido que cualquier otro envase, lo cual permite ahorrar una importante cantidad de energía. El packaging de aluminio también previene el daño físico del producto, protege contra los efectos del oxígeno y otros elementos, y mantiene el valor nutricional de su contenido.

No hay comentarios

Dejar una respuesta