Compartir

El desarrollo profesional es el principal motivo de permanencia de los empleados en las empresas, por encima del nivel de ingresos. Pero, ¿qué se considera exactamente desarrollo profesional?   

Una investigación realizada por Great Place to Work, indagó en el significado que tiene el concepto de Desarrollo profesional para los empleados y cuáles son las prácticas más valoradas a la hora de lograrlo. En la encuesta participaron 58.837 empleados, pertenecientes a 50 empresas, varias de las cuales se encuentran en el ranking de “Los mejores lugares para trabajar“, de GPW.

Del total de los consultados, el 70% consideró que Desarrollo profesional está relacionado con el aumento de conocimientos y habilidades a través del aprendizaje, mientras que el 25% opinó que dicho concepto está vinculado con la obtención de ascensos o promociones.

Al igual que el mundo de los negocios, el de los talentos ha sufrido transformaciones importantes en los últimos años. La gente comprende que no es necesario permanecer en una sola empresa, lo que les da un enorme poder de decisión sobre su futuro laboral y también la posibilidad de pensar la carrera como un aprendizaje permanente.

   LAS PRÁCTICAS MÁS VALORADAS

De acuerdo a la investigación de GPW, lo que más favorece el Desarrollo profesional, de acuerdo a la percepción de los propios empleados, son las Capacitaciones relacionadas con la posición (58%). La segunda práctica más elegida, en pos de obtener un mayor Desarrollo, es la Participación en tareas y proyectos especiales, que fue elegida por un 36% de los consultados. En tercer lugar, los encuestados eligieron Planes de carrera que permitan orientar su desarrollo, con el 32% de aceptación.

INGRESOS Y ROTACIÓN

De acuerdo a la opinión de los encuestados, la compensación, en “Los mejores lugares para trabajar”, ocupa el cuarto lugar en pos del Desarrollo, con el 25%. Este número, en las empresas del mercado (o sea, las no rankeadas como “Las mejores…”), ocupa el segundo lugar.                                                                   Por otra parte, al pie de la lista de las prácticas más valoradas para el Desarrollo profesional, aparece la Participación en búsquedas internas, con solo el 11% de las elecciones, y las Transferencias al extranjero, con el 14%. Por lo visto, todo lo relacionado con relocalización dentro de la organización, como ser los programas de rotación, la participación en búsquedas internas y las transferencias al extranjero, ocupan un lugar residual en el imaginario de los colaboradores al momento de pensar en el crecimiento laboral.

Dado que estas prácticas son parte no sólo de la estrategia de desarrollo, sino también de fidelización de talentos, sería recomendable reforzar y revisar la forma en la que se comunican e implementan, así como la importancia que le dan los colaboradores.

Conclusiones

La amplia mayoría de las personas afirman que el significado del crecimiento y desarrollo está fundado en la capacidad de aprender en sus diversas formas, aunque existe una marcada tendencia a identificar la capacitación como la principal fuente de desarrollo profesional.

En líneas generales, las personas con estudios universitarios completos son los más críticos respecto a los temas vinculados al crecimiento y desarrollo profesional.

El crecimiento profesional es uno de los pilares clave de la estrategia de capital humano, y de acuerdo a los resultados de esta investigación, se deberá pensar y ajustar acciones orientadas en este sentido.

No hay comentarios