Compartir

Ya sea intergeneracional, con pares, en ideas o en política, nuestro país adolesce del diálogo maduro que sirve para construir sociedades sólidas.

El diálogo se está perdiendo en múltiples niveles de la vida diaria y de la sociedad. La tecnología no ha ayudado a la interacción social verbal, sino que ha mejorado nuestra comunicación con muchas más personas, casi todas absolutamente desconocidas fuera del ciberespacio.

Por eso, a través de su programa “Sumando Valores”, Kimberly-Clark incentiva el valor del diálogo entre su red de relaciones y remarca su importancia en cualquier ambiente. En ese marco, la compañía debió desarrollar un “Kit del diálogo” con iniciativas para comenzar una conversación: una caja que contiene “excusas”  (bombones, té, chocolates, galletitas y Whoopies Pies), ideales para compartir de a dos, con  cinco consignas cada una, una por día, para entablar conversaciones con quienes nos rodean y aquellos con quienes, tal vez, no se tiene la oportunidad de hablar tan frecuentemente.

Para dialogar hay que aprender a escuchar, empatizar y dar espacio. Estos son los valores que como empresa estamos decididos a impulsar en toda nuestra red de relaciones y que trabajamos, junto a otros, en el marco de Sumando Valores. Creemos que educar en valores es construir presente y futuro”, explicó Fernando Hofmann, Director de Asuntos Legales y Corporativos de Kimberly-Clark LAO – Región Austral.

5 consignas, 5 conversaciones

  • Nuevas miradas: Uno de los ejes de la creatividad es “hacer conocido lo desconocido”. Mantener una actitud abierta a nuevas propuestas, opiniones y aprendizajes es clave. No hay mejor manera de empezar la semana que compartiendo algo rico con quien aporta esa nueva mirada.
  • Relaciones simétricas: Entablar relaciones de igual a igual, sin cargos ni distinciones, permite un flujo de ideas más enriquecedor. Tomarse el tiempo para iniciar una conversación con el colaborador más nuevo del equipo o tomar un merecido café con tu asistente, esa es la consigna.
  • Opiniones constructivas: Aprovechar la ocasión para escuchar esas críticas constructivas que, además de ser una oportunidad para mejorar, son esenciales para innovar y resolver problemas.
  • Crear con otros: La mayor fuente de innovación en una organización surge de interactuar con diferentes públicos. Hoy, vale animarse a co-crear, mirar del otro lado e intercambiar experiencias.
  • Mentoring: Un plan efectivo comienza con objetivos claros y líneas de acción. Conversar con alguien que invite a la reflexión sobre los propósitos de 2017 y la manera en que se piensa alcanzarlos.

Esta acción se suma a las anteriores entregas del programa “Sumando Valores”, que busca impulsar cada año un valor fundamental que ayude a las personas a ser mejores ciudadanos. Así, promueve valores como el trabajo en equipo, el respeto, la pasión, la solidaridad, la amistad, la conciencia ambiental, el valor del trabajo y la lectura.

Durante 2016, Kimberly-Clark fortaleció un mensaje: recuperar el arte de la buena conversación, fomentando el diálogo, tanto en el ámbito profesional como en el personal, con consejos y guiños conceptuales para reflexionar y llamar a la acción.

 

No hay comentarios