Compartir

El gobierno nacional emitió en diciembre Letras del Tesoro por $ 48.000 millones a ser suscripta de manera directa por el Banco Nación (BNA). Fue la mayor colocación de deuda intraestatal de 2016.

A fines de octubre el Tesoro transfirió u$s 8194 millones que estaban depositados en su cuenta del BCRA y los depositó en una cuenta del Banco Nación (BNA). Según habían dicho en ese momento desde el Gobierno, era para aumentar la capacidad prestable de la entidad que conduce Carlos Melconian.

Ambos movimientos comprenden el manejo de las cuentas del Tesoro -según fuentes de Gobierno- pero diferenciaron entre ambas. “Nosotros nos movemos más con el Banco Nación para manejar las cuentas del Tesoro que con el BCRA. Pero cuando hacemos una emisión internacional, los fondos quedan depositados en el BCRA, y por eso los movemos al BNA“, detallaron.

La suscripción de instrumentos de deuda pública por parte de organismos estatales fue muy utilizada durante el kirchnerismo, en especial en la segunda presidencia de Cristina Fernández, como forma de financiar el déficit ante la imposibilidad de recurrir al mercado internacional de capitales.

Además agregaron que la emisión de diciembre por $ 48.000 millones bajo las firmas de los secretarios Luis Caputo y Gustavo Marconato, “incluye la refinanciación de los pagos recibidos por el BNA durante el año“.

Con esta colocación, la deuda pública del Estado alcanza en 2016 los $ 82.036, millones, según la agencia DyN. El total de la deuda emitida y registrada en el Boletín Oficial (tanto intraestatal como comercial) alcanzó este año, los u$s 55.513,72 millones; 2500 millones de euros y $ 397.663 millones.

 

La decisión de colocar este nuevo instrumento de deuda tiene lugar un día después de que el BCRA adquiriera u$s 700 millones, provenientes de operaciones dentro del Sinceramiento Fiscal.

No hay comentarios