Compartir

En el evento I Jornadas de Telecomunicaciones y Medios Electrónicos que se realizó la semana pasada en Bs As, el secretario de IT, Héctor Huici, explicó que Arsat puede sumar hasta un 49% de capital privado, algo que la actual administración no descarta. Se abre así la posibilidad de una privatización parcial en caso de existir interesados.

Como empresa estatal, Arsat sufrió los recortes presupuestarios que afectan a toda la administración nacional en Argentina. El escenario se completa con una demora en los pagos de las las partidas asignadas en momentos que la compañía aún no logra tener un flujo suficiente producto de sus operaciones comerciales. Una de las consecuencias de los recortes es que demorarán el proyecto de construcción del satélite Arsat 3.

Héctor Huici explicó que los recursos disponibles se enfocarán a la terminación de la red troncal de fibra óptica montada por la empresa en los últimos años.

Arsat lleva adelante varias iniciativas: satélites, la red de fibra óptica, el data center y la expansión de la Televisión Digital Terrestre (TDT), al que el funcionario calificó como “mochila de plomo“. La empresa estatal también cuenta entre sus activos bandas de espectro AWS, aptas para desplegar servicios 4G LTE, aunque carece de un plan de negocios para el recurso radioeléctrico: una de las opciones que se maneja es que las arriende para un nuevo operador.

No hay comentarios