Compartir

El Centro de Investigaciones Sociales Y Económicas (CISE) de la Fundación Libertad dió a conocer su Panorama Económico y Financiero. La evaluación por ítems.

BANCO CENTRAL Y SECTOR BANCARIO

Saldo positivo en el primer mes del año. La base monetaria marcó una contracción de $ 35.557 millones y el agregado de pasivos monetarios del Banco Central de la República Argentina retrocedió en $ 49.978 millones, para totalizar 710.708 millones de unidades monetarias. En simultáneo, las Reservas Internacionales de la entidad se incrementaron en US$ 4.511 millones.

La reducción en la base monetaria representa un 6% de la misma al cierre del mes de enero. Esto resulta consistente con el objetivo de política monetaria planteado por las nuevas autoridades en materia económica, tendientes a reducir la presión sobre los niveles de precios a partir de la gestión activa de los agregados monetarios. Esto pretende poner freno a la marcada expansión observada durante el 2015: el saldo diciembre 2015 respecto de 2014 arrojó un crecimiento de la base monetaria del 52% interanual. La explicación de esta caída en la masa monetaria debe explicarse en forma multifactorial. Por un lado, el sector público demandó un menor financiamiento en forma de emisión, al tiempo que desde la política monetaria se activó fuertemente la absorción de pesos a través de la emisión de Lebacs.

En el primer rubro, según el desagregado del mes de enero, el sector público fue responsable por solamente 186 millones de pesos, una cifra insignificante en comparación al primer mes de 2015 y 2014. En estos dos años anteriores, los giros del Central al Tesoro para cubrir su déficit habían sido de 4.800 y 8.500 millones respectivamente. En lo que refiere a la emisión de Lebacs, las licitaciones semanales lograron aspirar casi 50.000 millones de pesos en el mes de enero.

La otra cara de la moneda de la esterilización pasa por los “exámenes” que deberá rendir el BCRA ante la necesidad de renovar las colocaciones de Lebac más cortas (vale recordar que en el mes de diciembre se habilitaron plazos de 35 días como un medio para captar los excedentes de pesos en períodos más cortos e incentivar a los inversores, en un marco de incertidumbre por la liberación del cepo cambiario). Los próximos cinco vencimientos semanales de Lebac concentran casi 212.000 millones de pesos, un 51% del total en circulación.

En lo que refiere al sector bancario, el principal efecto que tuvo la salida del cepo cambiario – implementada durante diciembre de 2015 – fue un impulso a los depósitos, especialmente en dólares. El total de depósitos a plazo en las entidades financieras trepó – final de enero vs. final de diciembre – en $ 38.700 millones, lo que representa un crecimiento del 7%. Por su parte, la comparación de depósitos en dólares revela una suba de US$ 514 millones, lo que implica un crecimiento del 9% en el stock de fin de mes.

MERCADO DE CAPITALES

En lo que refiere al Mercado de Capitales, el mes de enero deja un retroceso del 3,2% respecto del cierre de diciembre para el índice Merval. Considerando que en el período el tipo de cambio experimentó un comportamiento alcista, el índice accionario medido en divisas deja una variación mensual negativa del orden del 10%. La variación expresada de punta a punta hace escasa justicia a la volatilidad que tuvieron las cotizaciones de los activos de renta variable a lo largo del primer mes del año: al día 21 de enero, el Merval acumulaba solamente dos ruedas al alza y la caída en el agregado alcanzaba el 19,5% en pesos. La formidable recuperación de las últimas 7 ruedas permitió que los inversores recuperen posiciones.

La historia es diferente si se analiza el índice M.ar, que excluye empresas extranjeras como Petrobras Brasil y Tenaris. En este caso el saldo cambia: una suba del 1,3% en pesos (aunque representa una baja del 6% en dólares). Más allá de eso, fue la menor suba para el mes de enero desde 2010. Se debe hacer referencia que los magros saldos deben enmarcarse en uno de los peores comienzos de año para los mercados a nivel mundial.
En materia de bonos, los emitidos en dólares tuvieron el mejor desempeño. El subíndice que agrega los títulos en dólares del tramo largo de la curva gano un 3,6% mientras que el tramo corto trepó un 4,3% mensual reflejando el movimiento en la cotización spot.

En materia de volumen de operaciones registrado en el Merval, el volumen efectivo de mercado secundario alcanzó los $85.973 millones. Esto implicó que el volumen de enero fue casi dos veces y media más que el operado en el mismo mes de 2015. Casi la totalidad de la suba la explicó el alza del 186% en el volumen de bonos públicos. Cauciones y pases aumentó 59%.

La negociación de acciones totalizó $3.217 millones. El volumen de acciones cayó 14% mensual. Pero si se lo compara contra enero de 2015 subió 41%.

En lo que refiere a la capitalización bursátil, a fin de enero, la capitalización de mercado de las empresas domésticas fue de $724.488 millones, lo que representó una disminución de $4.561 millones contra diciembre y el segundo mes de caída. En dólares, la capitalización sumó U$S51.823 millones, el menor valor desde abril de 2014.

No hay comentarios