Compartir

Son 8 tendencias que se desprenden del estudio Tech Trends, que anualmente publica Deloitte. Serán la regla en los próximos 2 años por lo que no puedes dejar de saberlas.

Por Juan Pinacho– socio líder de Integración Tecnológica de Deloitte Consulting México

Millones de personas en el mundo son ahora adictos a las tecnologías. Las han hecho parte de su vida diaria y es definitivo cómo nos han cambiado, incluso transformando la manera de hacer negocios.
¿Te imaginabas hace 10 años haciendo marketing en una red social –si es que sabías qué era una red social–? ¿Visualizabas la obtención de datos de consumo a través de tu casa automatizada y controlada vía remota con tu celular? ¿Hubieras creído que tu vecino de 5 años usaría un móvil más potente que la computadora de escritorio con la que hacías tus tareas? Posiblemente no, pero el futuro ya nos alcanzó y para las empresas es imperativo vencer el miedo a moverse al paso de los avances tecnológicos.

El estudio Tech Trends, que anualmente publica Deloitte, nos ayuda a entender esta megatendencia global de fusionar la tecnología con los negocios, haciendo muy accesible el cómo debemos adoptarla para capitalizar las oportunidades de crecimiento que antes no eran posibles.

Estos son los ocho puntos que debes aprender, poner en práctica para estar al tanto de la innovación dentro de tu compañía, pues causarán impacto por lo menos en los próximos dos años:

1- El CIO (information officer) como líder de integración: Dentro del equipo del CEO (C-suite), los CIO tomarán papeles de mayor importancia en discusiones para impulsar el desarrollo de la empresa y la valoración de los activos. El mundo digital no puede ser ignorado y el CIO es el líder que la empresa requiere para llevarla a un balance bien priorizado. Su destreza y conocimientos en tecnología le otorgan al CIO una ventaja a la hora de realizar la planeación estratégica con los sistemas informáticos de la empresa.

2- La economía de las API: Las Interfaces de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) ya no sólo son un sistema de desarrollo de software; se han elevado a un impulsor de modelos de negocios donde el núcleo de una organización puede ser diseñado, sus activos reusados, compartidos o monetizados a través de ellas, y generar nuevas fuentes de ingresos. Como lo han demostrado compañías globales como Facebook, las API ya no son una plataforma independiente; son un nuevo producto.
En el pasado, las interfaces eran utilizadas para interactuar remotamente con usuarios y clientes únicamente. En el presente, gracias a servicios como la nube, las interfaces API permiten acelerar y desplegar nuevos servicios en tiempo real completamente orquestados.

3- Computación ambiental: Con la integración de los objetos, más allá de sólo las computadoras al internet, ahora es posible crear ambientes y experiencias a través de sensores, aparatos inteligentes, analíticos y sistemas integrados. La creación de objetos inteligentes interconectados y su acople en el hogar, la empresa y el planeta en general, no sólo nos permite un ambiente más cómodo, sino extensas aplicaciones en logística, seguridad, manejo de datos, salud, urbanismo, industria y conectividad, entre muchas otras. El internet está en todas las cosas y permite obtener datos que –además– pueden ser explotados por las compañías como un activo para mejorar su oferta hacia el mercado.

4- Marketing dimensional: Gracias a la conectividad digital de los clientes, el marketing ha evolucionado dramáticamente en los últimos años. Los CMO (chief marketing officer) y los CIO han generado una nueva visión sobre el marketing al apostar a las nuevas tecnologías de automatización, nuevas aproximaciones de multimedios con mayor creación de contenido, analíticos a mayor profundidad e iniciativas comerciales. La nueva era se basa en la conectividad y la abundancia de los datos.

5- Definición total por medio del software: Los nuevos avances en analíticos, almacenamiento de nube e interfaces digitales han superado la última barrera de la virtualización, llevando el entorno operativo por completo a un entorno digital que puede ser visualizado y automatizado. El centro operativo del futuro reduce costos, mejora las velocidades y es infinitamente más sencillo en términos tecnológicos de almacenamiento y mantenimiento reduciendo los costos y aumentando los diferenciadores competitivos.

6- Renacimiento de los sistemas críticos de negocio: Las empresas han invertido de manera significativa en sus críticos de negocio. Además de ser el corazón de los negocios, estos activos pueden ser los cimientos para más crecimiento y desarrollo de nuevos servicios. Con esto en mente, muchas empresas se han centrado en modernizar sus sistemas para evitar el rezago tecnológico de alcance y desempeño. De esta forma se impulsa innovación y nuevas ofertas de servicios.

7- Inteligencia amplificada: Con la aparición de la inteligencia artificial en los sistemas reales de negocio –donde las técnicas analíticas crecen en complejidad y los algoritmos de aprendizaje artificial y modelaje predictivo se vuelven más precisos–, el impacto en el entorno de negocios existe no para reemplazar al trabajador humano, sino para aumentar sus capacidades al punto de crear una inteligencia superior en la toma de decisiones.

8- El trabajador de TI del futuro: Con el talento técnico escaso como una seria preocupación entre las industrias tecnológicas, que sufren de vacíos en varios frentes relacionados con sistemas digitales, las compañías han decidido atacar el problema de la falta de conocimiento en las más nuevas tecnologías por medio de la gestación del trabajador de TI del futuro. Una especie con hábitos, incentivos y habilidades completamente diferentes de las que están en juego el día de hoy.

Estas tendencias, detectadas por Deloitte hacen evidente cómo la tecnología tiene la capacidad de cambiar la forma en que se interactúa con los clientes, y así vislumbrar los cambios que se deberán implementar al interior de las compañías para poder capitalizar la constante evolución tecnológica, en crecimiento y ganancias. ¡El futuro se vive ahora!

No hay comentarios