Compartir

“Las paritarias siempre son un ámbito de alguna tensión, porque hay una negociación entre los empresarios y los trabajadores con un gobierno mediando. En este caso visualizo una mediación tratando de que los sindicatos se allanen, por eso Prat-Gay dijo «si nos creen, la inflación va a estar entre el 20 y el 25 por ciento, y los salarios deberían aumentar en esa franja»

“Ese tope del 20 o 25 por ciento es imprescindible desde el punto de vista del cumplimiento del proyecto que el macrismo está llevando a la práctica. Para el gobierno, si la devaluación no provoca atraso salarial no ha cumplido su rol y tiene que devaluar de vuelta. Si los salarios se acomodan a lo que aumentaron los precios y siguen siendo en dólares lo mismo que eran antes de la devaluación, desde la perspectiva del gobierno estamos en el punto de partida. Lo que hay que tener en claro es esto: si tiene éxito el proyecto del gobierno, el salario tiene que perder valor, más allá de cualquier discurso. Es así de sencillo”.
“Ahora anuncian los aumentos de las tarifas eléctricas. (Miguel) Bein dice que solo eso va a aumentar en 9 puntos la inflación. En ese marco los gremios, por ejemplo los docentes, empiezan a decir «40% y volvemos a discutir en julio», Macri les dice que «pongan el hombro» y Prat-Gay que no pidan más porque ponen en riesgo los empleos. Volvemos a una vieja frase que no me voy a cansar de repetir: el único límite que tiene el ajuste es la resistencia de los ajustados”

“En España están hablando de ajuste, en Italia están hablando de ajuste. El ajuste es permanente, no alcanza nunca. El ajuste no tiene final y tiene un costo enorme, que siempre lo pagan los trabajadores, los jubilados, la salud y la educación”.

“Sobre la reunión de Marcos Peña con los miembros de la Asociación Empresaria Argentina, sólo basta decir que AEA es un centro de reunión de los ejecutivos de las principales corporaciones y tiene una declaración de principios que se basa en los criterios de la desregulación, el achicamiento del rol del Estado y bajar los costos laborales. Se reunieron con el jefe de Gabinete y curiosamente el Presidente encontró un momento para acercarse a saludarlos, tiempo que no encontró cuando estuvieron las organizaciones de derechos humanos. Un gesto que define cuáles son sus prioridades”.

“El viaje de Macri a Davos está en la misma línea: Davos es un seminario al que van los «Magnetto y Rocca globales» a dialogar con los representantes de los países para pedirles condiciones para hacer inversiones. ¿Y cuáles son las condiciones? Desregulación laboral y baja de costos, es decir, disminuir el costo de las indemnizaciones y el costo laboral en general; baja de impuestos, libertad para llevarse la plata cuando ellos se la quieran llevar”. “Si vos les das todo eso, probablemente vengan”, concluyó el diputado.

No hay comentarios