Compartir

El titular del Indec, Jorque Todesca afirmó que el organismo precisará la fecha en la que se conozca el nuevo Indice de Precios del Consumidor (IPC) que mide la inflación, asegurando que “no demorará ocho meses” como se había dicho en un principio. Asimismo, denunció que todavía subsisten “patotas” en el organismo manejadas por el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno.

El director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Jorge Todesca, afirmó hoy que “en los próximos días” el organismo que conduce dará a conocer “una fecha cierta” para el regreso de la difusión del Indice de Precios al Consumidor (IPC), que determina la inflación y está suspendido provisoriamente.
Además, consideró que hay una “sobrerepresentación” sindical en el Instituto, donde hay una “saturación” de delegados gremiales, que alcanzan a 120 sobre 1.600 empleados.

“Nunca vi gente tan dañada por el maltrato en su trabajo como aquí en el INDEC; gente que me cuenta sus problemas de asistencia psicológica, gente que evocaba compañeros que murieron (no sé si por esa razón) pero que estuvieron meses detrás de un escritorio destartalado sin siquiera una computadora, sin hacer nada”, aseguró sobre su primer impresión del organismo.

En una entrevista con Ámbito Financiero publicada hoy, Todesca subrayó que su objetivo principal es “restablecer el servicio de estadística pública en la Argentina“, porque indicó que “se ha discontinuado la medición de la pobreza, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) estaba destruido y otros indicadores también“.
Eso se lo planteamos al presidente (Mauricio) Macri y fue lo que nos llevó a buscar una herramienta para poder ordenar el Instituto y su producción, que fue llamar a la emergencia estadística“, precisó el funcionario.
Remarcó que “suspendimos el calendario, y el Gobierno nos permitió hacer la reorganización administrativa“, y puntualizó que “el objetivo prioritario es volver a darle la conducción técnica al Instituto“.

Explicó que “el proceso del IPC estaba destruido, más allá de que estuviera explicada la metodología“, y añadió que estaba “muy desorganizada la captación primaria de datos, que es la base“.

No puedo afirmar en este momento como funcionario público exactamente en qué parte del proceso se introducía la interferencia. Pero cuando un proceso está deteriorado en un punto, está deteriorado en todos los puntos“, afirmó Todesca, quien aseguró que “en los próximos días vamos a estar en condiciones de decirles una fecha cierta, pero hoy esta sintonía final de esa fecha está en proceso. La nueva medición va a llevar varios meses, no sé si ocho, pero no más de ocho, eso seguro“.

Consultado sobre si hay “barras bravas” que respondan Moreno en el Instituto, respondió que “los hay, y añadió que “el tema es que no han estado activos”. “¿Qué significa? “No han estado ejerciendo algún tipo de violencia que yo sepa. Y no están acéfalos“, advirtió Todesca.
También se refirió a la situación sindical, señalando que hay “dos gremios“, la Unión del Personal Civil de la Nación y la Asociación de Trabajadores del Estado, y estimó que hay “alrededor de 120 delegados sindicales, 99 de UPCN y 21 de ATE“.
Esto es bien sabido, ya que la sindicalización se hizo a la fuerza. Basta entrar al organismo para encontrarse con banderas y afiches sindicales colgando, mezclados con otros de las distintas organizaciones del kirchnerismo que empapelan desafiantes a las nuevas autoridades.
Evidentemente, más allá del respeto por la actividad sindical, estamos saturados. Hay que ver cómo eso se resuelve estructuralmente. No es un tema que pueda resolver desde las facultades de mi gestión, pero obviamente es un tema de sobrerepresentación“, sostuvo el funcionario.
Sobre la idoneidad de los 1.600 expertos en mediciones del Instituto, afirmó que el 75% del personal no tiene el secundario completo y sólo el 25% es universaitario.

No hay comentarios