AGD y Toyota: Las mayores Exportadoras

 La mayoría de las empresas mostraron una declinación de sus exportaciones, sin distinción de rubros. Aceitera General Deheza llegó por primera vez a ser la mayor exportadora del país, mientras Toyota Argentina lideró en automotrices.  Las exportaciones argentinas han entrado en un declive muy marcado, que ya alcanza a todos los [...]

 La mayoría de las empresas mostraron una declinación de sus exportaciones, sin distinción de rubros. Aceitera General Deheza llegó por primera vez a ser la mayor exportadora del país, mientras Toyota Argentina lideró en automotrices.

 Las exportaciones argentinas han entrado en un declive muy marcado, que ya alcanza a todos los rubros, sean del sector primario como industrial. Así lo mostró la última edición del “Ranking de las 1000 Empresas que más Exportan”, una realización exclusiva de Prensa Económica, desde hace 31 años. Los datos consignados en el ranking corresponde a lo exportado por las empresas durante 2014.

El año pasado, las exportaciones de bienes de empresas argentinas cayeron alrededor de 12%. Es decir, pasaron de US$ 81.600 millones en 2013, a menos de US$ 71.935 millones en 2014.

Estos datos demuestran que el fuerte impulso exportador de los primeros años posteriores a la crisis de 2001/2002, se fue diluyendo en los últimos y ya se nota claramente que a las ventas externas de la Argentina están en franca declinación.

El aumento de los costos internos, reflejado en la inflación, es un fuerte limitante para la competitividad de los productos argentinos. El problema no es sólo cambiarlo, sino que hay cuestiones estructurales que inciden, como la baja tasa de inversión, las restricciones al comercio interior, la fuerte carga impositiva, las medidas sorpresivas ante la escasez de dólares que terminan pagando los exportadores, entre otros factores.

Más allá de que en lo coyuntural haya incidido la caída mundial de los precios de los commodities y la muy baja performance de la economía brasileña, cabe consignar que el 60% del incremento de las exportaciones en la última década está explicado por el aumento de los precios internacionales.

  •  CEREALERAS: AGD, primera y por primera vez

El primer lugar en el listado general correspondió en esta ocasión a Aceitera General Deheza, la compañía cordobesa de los hermanos Urquía. Es la primera vez que AGD accede a esta ubicación, como principal exportadora de la Argentina.

Haber aumentado levemente sus ventas externas -casi un 5%– mientras que las otras aceiteras disminuyeron, le valió a AGD llegar al tope del ranking. Entre las diez primeras empresas del ranking, siete son traders de productos agrícolas o aceiteras o ambas cosas. Solamente tres son industriales y automotrices, reiterándose así el patrón de la última década, con un fuerte predominio en el listado de las empresas ligadas al complejo oleaginoso-cerealero. Un total de 14 empresas superaron los 1.000 millones de dólares en exportaciones, mientras que las dos primeras del ranking vendieron al exterior por más de 3.000 millones.

La segunda fue Cargill, que venía encabezando el listado en los últimos años. En esta ocasión, disminuyendo casi un 13% su total exportado, quedó a muy poca distancia de AGD. En general, casi todas las compañías del sector oleaginoso-cerealero vieron caer el total de sus ventas.

  • AUTOMOTRICES: Toyota sorprendió a todos

Otro tanto ocurrió con las automotrices, influidas negativamente por la debilidad del mercado brasileño.

Lo más destacable fue la performance de Toyota Argentina, que no cayó, sino que aumentó un 1% las ventas, al contrario de las otras terminales.

De esta manera, Toyota Argentina se convirtió en el mayor exportador automotriz y el quinto a nivel general, un puesto que ninguna compañía automotriz había alcanzado antes.

Con más de 2.100 millones de dólares exportados, la evolución diferencial de la compañía se debió a su política de diversificación de mercados dentro de la región, no viéndose así tan afectada por la declinación de la demanda brasileña. Las inversiones en la planta de Zárate de Toyota, están encaminadas a convertir a la Argentina en el proveedor de sus productos Hilux y SW4, para toda América Latina.

Volkswagen Argentina, que anteriormente lideraba las exportaciones del sector, bajó un 24%, Fiat un 16%, General Motors disminuyó un 26%. Mientras tanto, Ford Argentina, a pesar de bajar 1% sus exportaciones, subió un par de peldaños en el ranking y entró en el top ten del listado -en el noveno puesto-.

  • IND. PETROLERA: PAE fue la excepción

En la industria petrolera, la excepción fue la de Pan American Energy, que aumentó sus ventas externas un 10%, en tanto que las demás compañías del sector las disminuyeron en forma muy marcada. Así, las exportaciones de YPF cayeron un 25%, mientras que las de Petrobras lo hicieron casi en un 50%.

Más allá de que los volúmenes no se incrementan, debido al estancamiento de la producción petrolera en el país, no es muy promisoria la performance externa de las empresas del rubro en la medida en que los precios internacionales se han derrumbado.

  •  MINERÍA: Baja performance

En la minería, la líder del sector Minera Alumbrera redujo levemente su facturación externa. No obstante, se anticipa que esta tendencia se acentuará a partir del año en curso, ya que la mina de oro ubicada en San Juan está llegando a las etapas finales del aprovechamiento.

  • IND. QUÍMICA Y PETROQUÍMICA: En descenso

En la industria química y petroquímica hubo performances negativas, que se vinculan en buena medida a la disponibilidad de la materia prima, esencialmente gas natural, que viene escaseando y debe ser importado cada vez en mayores volúmenes. Así el grupo Dow, sufrió un descenso del 2,6% en sus exportaciones. Mientras tanto, Compañía Mega tuvo una fuerte recuperación del 30%, después de haber caído un 55% el año pasado.

La líder del sector siderúrgico, Tenaris Siderca, tuvo un descenso del 1,6% en su venta externa. Mientras que el gran productor de aluminio, Aluar, sufrió una merma del 10%, algo inusual, ya que presentaba una marcada estabilidad en años anteriores.

EXPECTATIVAS FUTURAS

 El presente trabajo proporciona un adicional informativo de mucho interés, como es la estimación que muchas empresas acceden a realizar acerca de lo que esperan exportar en el año en curso.

En el importante rubro oleaginoso-cerealero, hay expectativas variadas. Por ejemplo, la líder del presente ranking, Aceitera General Deheza, estimó un descenso del 7% en sus exportaciones de aceites y harinas proteicas; mientras que Bunge Argentina, espera facturar un 2% más.

A su vez, mientras Nidera anuncia mayores ventas del 13%, ACA y Molinos Río de la Plata calculan disminuciones del 21 y el 18% respectivamente.

En el castigado sector automotriz, Volkswagen Argentina anticipa para este año un leve repunte del 2% en sus exportaciones a Brasil, Alemania y otros destinos, mientras que Fiat aguarda un derrape del 31% en sus ventas externas.

Para destacar es el caso de Newsan Food. Concebida como una trader para compensar sus importaciones de electrónicos con exportaciones alimenticias, la compañía se dedicó especialmente a vender al exterior productos de la pesca, expandiendo rápidamente sus negocios con asistencia financiera y comercial a pequeñas compañías pesqueras para ampliar su producción. También incorporó nuevos negocios tales como miel, vino, mosto, ciruelas y pasas de uva y para 2015 estima crecer un 200% en su facturación externa, llegando a los 400 millones de dólares.

 Otra compañía que ha sufrido en los últimos años como JBS Swift, al igual que los otros mayores exportadores de la industria frigorífica, parece que repunta este año. Según sus cálculos, aumentará sus ventas al exterior en un 27%.

Las perspectivas de los mercados internacionales de la carne son promisorias, pero falta saber si la Argentina podrá aprovechar esta circunstancia, dado que falta un ciclo de inversión y recomposición del stock ganadero.

En el rubro de la industria vitivinícola, los principales jugadores como Grupo Peñaflor o Bodegas Esmeralda, continuarán creciendo en su comercialización internacional, en el orden del 6% al 8% en el año, a pesar de las desfavorables condiciones de competitividad que presentan las bodegas argentinas.

Biosidus anticipa un incremento del 25% en sus exportaciones de productos medicinales de altísimo valor agregado, mediante desarrollos biotecnológicos logrados en el país. También otros laboratorios, como Instituto Massone, anuncian una evolución positiva de sus ventas en el exterior.

 

Siguiente nota

Empleo Ejecutivo post-elecciones

lun Nov 9 , 2015